lunes, 2 de diciembre de 2013

A casi dos años de la trama en su contra, la Corte de Apelación libera a Tonty de toda culpa

Totalmente demostrado en todos los escenarios: Tonty es inocente; nunca golpeó a la madre de su hijo menor
Por Robert Vargas
Yo nunca dudé de la inocencia de Tonty Rutinel. Nunca creí que fuera un golpeador de mujeres. La sentencia definitiva de la Segunsa Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que lo favorece, confirman que no me equivoqué.

El pasado día viernes conversé con el viejo Tonty.
Estaba feliz.
Nunca lo había visto tan alegre.
Sí lo he visto molesto y contento, pero nunca tan alegre.
Tenía en sus manos la copia del fallo del tribunal que lo liberaba de cualquier tipo de sospechas de haber golpeado a la madre de su hijo, Leydy Dayana Caraballo de los Santos.
Esta vez, cuando el Tribunal leyó su sentencia dictando un nuevo "no ha lugar" en favor del viejo Tonty, ningún director de medio de comunicación envió a sus fotógrafos, periodistas ni camarógrafos a cubrir ese hecho noticioso, que se produjo en la mañana, no de noche, como ocurrió cuando lo arrestaron en diciembre de 2011 en medio de un tumulto.
¡Qué raro!
¿No les parece?
Muy raro.
Nada de cámaras de vídeo, nada de flashes, nada de grabadoras. Nada. Parece que no ocurrió nada.
Pero, no hay que preocuparse, así es el periodismo.
Esta vez no hubo grandes titulares diciendo que "Tribunal dicta no ha lugar a favor de Tonty"; ninguno dijo tampoco que "Tonty es inocente".
Es más, si Usted no estuviera leyendo estas líneas es probable que tampoco se hubiera enterado de que el pasado día 31 de Octubre de 2013 la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional volvió a favorecer a Tonty con un nuevo no ha lugar. El tercero en línea..
Es más, es posible que si no estuvieran leyendo estas líneas tampoco se habrían enterado de que el viejo Tonty reclamó al Ministerio Público que volvieran a apelar para que llevaran el caso hasta la Suprema Corte de Justicia y que, avergonzados, los fiscales no se atrevieron a seguir adelante.
Ya le comenté una vez que ese Tonty era un tipo muy especial, a quien muchas personas no entienden.
O no quieren entender.
"No entendieron" cuando decidió quedarse preso, a pesar de que podía salir por sus propìos pies de la prisión.
Prefirió quedarse en la cárcel de la Fiscalía del Distrito Nacional y de allí ser enviado a la cárcel de Najayo.
No quiso que le pagaran la fianza.
Decía que "soy inocente".
Prefería permanecer en prisión y pelear para demostrar su inocencia en los tribunales.
Diferente a otros que no querían ir a prisión tras ser imputados de golpear a sus parejas, Tonty prefirió no salir de ella arropado por la dignidad y la indignación, tras percibirse víctima de una conspiración en la que implica a Jenny Berenice y hasta a Moscoso Segarra, la primera Fiscal del Distrito Nacional y el segundo ahora juez de la Suprema Corte de Justicia.
Tonty sabía que era inocente y peleó para demostrarlo. Y lo demostró.
Ganó en todos los escenarios.
Sin rogar.
Sin arrodillarse.
De frente.
De cara al sol.
Venció al Ministerio Público, que mintió de forma descarada.
Venció la mentira de la madre de su hijo que le dijo a los fiscales que él la habìa golpeado.
Y también venció a los abogados que pretendieron chantajearlo con "dejar eso así", si le entregaban varios cientos de miles de pesos.
Todos quedaron mal parados: los abogados de la acusación; la acusadora, el Ministerio Público y hasta los grupos de presión que se lanzaron sobre él tildandolo de golpeador de mujeres. Hasta muchos medios de comunicación y productores de programas de radio y televisión que pretendieron crucificarlo.
La vida me ha enseñado a no  dejarme llevar popr las apariencias.
Hoy, día 1 de diciembre de 2013 ninguno de quellos que le imputaban ser una bestia dice ni una sola palabra. Ni siquiera por vergüenza. Ninguno dice nada.
Aunque guarden silencio, es una verdad incuestionable que existe la Resolución No. 504-SS-2013, relativo al Expediente No. 502-12-00566 de la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional que, en su parte dispositiva resuelve:
a) Desestimar el recurso de apelación interpuesto el día cuatro del mes de octubre del año 2012 por la licenciada Ana Andrea Villa Camacho, Procuradora Fiscal del Distrito Nacional, contra la Resolución No. P-290-2012, del cuarto de septiembre del año 2012, del Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, que emitió un no ha lugar a su favor.
b) Confirma en todas sus partes la decisión recurrida consistente en el Auto de No Ha lugar No. p-290-2012 del cuatro de septiembre del año 2012, del Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, por haber sido dictado de conformidad con la ley.
De ese fallo nadie habló.
¡Qué raro!
¿No les parece?
¿Por qué han guardado silencio quienes se desgañitaban gritando que Tonty era "un golpeador de mujeres"?
Hoy, que todas las instancias de la Justicia a las que se ha presentado dicen que él no golpeó a la madre de su hijo, todos guardan silencio.
En su fallo, los magistrados Ramón Horacio González Pérez, Juez Presidente; Luis Omar Jiménez Rosa, Juez; y Rosalba Gari; suscrito por el Magistrado Julio César Canó Alfáu, Juez Presidente de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional,; presente la doctora Jessica Ramírez Ulloa, Procuradora Adjunta d ela Corte de Apelación del Distrito Nacional, consideran que fue correcto un fallo anterior de otra corte que favoreció al viejo Tonty con el no ha lugar.
La Procuradora Fiscal Villa Camacho quedó mal parada al no poder demostrar  que Tonty es lo que ella le atribuyó.
Fue necesario que pasaran casi dos años para que quedara definitivamente comprobado que Tonty no golpeó a la madre de su hijo menor y que se reafirmara su convicción de que era víctima de una conspiración con la que pretendían succionarle un dinero que él no tiene.
A lo mejor, en parte, la trama en su contra tenía propósitos políticos. Todo es posible.
Los testimonios de los testigos y peritos, además de vecinos y del padre de la presunta víctima de la agresión, Caraballo de los Santos, hicieron añicos las imputaciones contra el veterano polìtico y ex legislador.
Como Tonty ha quedado liberado de toda culpa, el tribunal ha ordenado el cese de la medida de coerción de diciembre de 2011 consistente en la obligación de pagar la suma de diez millones de pesos; le imponia un impedimento de salida del país sin autoreización judicial; obligación de presentarse los días 15 y 30 de cada mes ante el Ministerio Público para asistir a charlas que imparte esainstitución; y presentarse cada seis meses ante el Ministerio Público.
Tonty ha vuelto a ser un hombre libre, no porque sus acusadores y el Ministerio Público lo quisieran, sino porque la verdad se impuso.
Tonty impuso la verdad a fuerza de evidencias contundentes, irrebatibles.
Sus acusadores quedaron como mentirosos. Hast mal parada quedó la sicóloga que emitió su primer informe ocultando que ella y la presunta vìctima eran primas y que otra "testigo" fue fabricada.
En mi vida no he conocido otro caso de una persona prominente que prefiera quedarse en prisión gritando que es inocente.
Tampoco conozco a ninguna otra persona que vaya a donde los fiscales a reclamarle que vuelvan a apelar, siempre dispuesto a derrotarlos, como lo hizo Tonty.
Tonty puede mirar de frente.
Puede mirar a los ojos a hombres y mujeres sin tener que avergonzarse de nada, como no se avergonzaron aquellas tres mujeres que fueron a defenderlo de las injurias en su contra.
Sus amigos, aquellos que onfiaron en él, hoy están más satisfechos aún.
Ya lo he dicho antes, para entenderlo, es necesario tener aunque sea una pizca de dignidad.
Si Usted lo desea, le he dejado al lado un enlace para que puedan descargar un extracto del fallo del tribunal que le dice a la sociedad que Tonty es un hombre libre y que no golpeó a la madre de su hijo.
Por cierto ¿Por qué de esta sentencia liberadora, en firme, no se habla como se hizo cuando inició la trama en diciembre de 2011?
¡Qué raro!
¿No les parece?

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario