sábado, 22 de septiembre de 2012

Destaca Danilo Medina dejó sin sombrero la cabeza de Jacobo Colón

Por Darwin Féliz Matos
Luego de haber sido electo como presidente, tras su regreso de una gira por varios países, Danilo Medina, había respondido a los periodistas que lo abordaron en el aeropuerto, que había -“demasiadas cabezas y pocos sombreros”.


Hacía referencia el mandatario a la gran cantidad de personas en busca de un cargo en el gobierno, lo que iba resultar difícil complacerlos a todos, debido al número existentes de empleos.

Muchos entendían que Danilo hacía referencia a los tantos dirigentes que aspiraban ocupar un cargo de primacía, no así a los miles de dirigentes medios que habían estado en la oposición muy a pesar de que su partido estaba en el gobierno.

Al pasar el tiempo de transición, cuajaban la idea, muchos legisladores y personalidades electas en las recién pasadas elecciones, de renunciar a sus cargos electivos, para accesar a un puesto mejor en el Estado.

La gran parte de quienes poseían un sombrero Danilo se los dejó puesto, por eso advertía antes de ocupar el cargo -“demasiadas cabezas y pocos sombreros”.

Fue obligado a dejar en sus cargos a la mayoría de funcionarios, por eso luce viejo un gobierno en cuyo génesis se encuentra. La cuantiosa inversión económica hecha por estos funcionarios comprometió a Danilo no tan solo a ratificarlos o trasladarlo sino también a no tocarlos en casos de que se descubran actos de dolo.

Debo citar como ejemplo el caso de un gran amigo, que arriesgó su empleo enfrentando al presidente Leonel Fernández, defendiendo a Danilo Medina, cuando la gran mayoría perdió la voz porque al líder no se enfrentaba.

Ese es Jacobo Colón quien fue cesado de sus funciones del Ministerio de Trabajo por aquel artículo de opinión colgado aquí en Ciudadoriental bajo el titulo Como a los muertos, a Leonel Fernández, "hay que dejarlo partir".

En esos precisos momentos Colón era valiente, con cabeza propia, leal, importante, defensor de Danilo Medina.

Aquellos momentos al parecer quedaron en la historia.

Hemos leído diversos de los decretos emitidos por el poder ejecutivo y no hemos podido leer el que cite el nombre de Jacobo Colón, aquel que dedicó bastante tiempo para defender al PLD, a Juancito y a Danilo.

Estoy plenamente seguro que a Jacobo debe avergonzarle ver como los puestos que en campaña se habían prometido serian para los dirigentes locales hoy han importado a los funcionario desde Cibao, al parecer porque no hay capital humano capacitado en el PLD en Santo Domingo Este.

Será que ya no es importante Jacobo Colón y su capacidad para escribir y defender su partido o en estos momentos de los primeros cien días de gobierno no serán necesarios sus aportes.

En la repartidera de los pocos sombreros que le correspondió al presidente Medina, al parecer no alcanzó para Jacobo Colón, uno de los hombres que dejó el forro en las calles para defender a su partido y a su candidato hoy presidente de la república.

Le acompaño en su sentimiento hermano Jacobo, de que valió tanto nadar para al final morir en la orilla ahogado.

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario