miércoles, 12 de septiembre de 2012

¿De dónde viene Monchi Rodríguez?

Por Robert Vargas

Cuando era apenas un chico, el hoy Administrador General de los Comedores Económicos del Estado, Ramón Rodríguez (Monchi), se hizo miembro del Movimiento Popular Dominicano (MPD).


Eran tiempos en los que la juventud de la República Dominicana andaba abrazada a los ideales de lucha por la libertad y la democracia, peleando en las calles contra la dictadura ilustrada de Joaquín Balaguer.

Eran muy distintos a los actuales, en los cuales la drogadicción, el pandillerismo y la delincuencia es lo que domina.

Monchi apenas cursaba el séptimo curso de la educación básica cuando ya estaba organizando en su escuela cibaeña una filial del Frente Estudiantil Flavio Suero (FEFLAS), el de la banderita azul claro.

El Feflas, era la filial en las escuelas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo del MPD. Fueron muchos los miembros de esta organización que asesinó el gobierno de Joaquín Balaguer.

En ese tiempo el chico no militó en los Comandos Clandestinos del MPD, ni vivió los rigores de la “Táctica Hilda Gatreaux”, con aquello de “lo mejor al campo”.

En otras palabras, no llegó a hacer de guerrillero urbano, aunque uno de sus amigos de juventud terminó de bruces en la guerrilla rural que encabezó el Héroe de Abril, Francisco Alberto Caamaño, por Playa Caracoles.

Creo que ese amigo de Monchi era Payero Ulloa, quien abonó con su sangre el terreno de la libertad de los dominicanos.

Una de las divisiones que padeció el MPD dejó a Monchi en el limbo, sin orientación.

De esa manera, comenzó a fijarse en el Partido de la Liberación Dominicana, que en ese tiempo parecía de izquierda y años más tarde terminó abrazado a Balaguer.

Los peledeístas andaban con su boina morada con la estrella amarilla, hacían colectas, vendían Vanguardia del Pueblo y organizaban Círculos de Estudios obligatorios para todos.

El PLD hablaba del anti imperialismo; del pentagonismo como sustituto del imperialismo; de la lucha de clases y a sus locales les ponía nombres como Gregorio Luperón, Ho Chi Min, Pedro Albizu Campos, etc.

Es más, el PLD se definía como un partido de “liberación nacional”.

Así, el chico Monchi, vivaracho en las aulas y con la experiencia del militante de izquierda, fue cautivado por sus amigos del PLD, que sabían de historia, economía y hablaban hasta por los codos de las clases sociales.

(En su despacho, Monchi tiene una foto gigante de Juan Bosch, el fundador del PLD, que no una de Danilo Medina, el presidente de la República).

En poco tiempo, fue ascendiendo en su natal y ha llegado a ocupar distintos cargos de importancia en el PLD, siendo en la actualidad miembro del Comité Central.

-“Solo me falta ser miembro del Comité Político y lo voy a lograr”, me comentó durante una breve conversación.

Es licenciado en Educación, Administración y tiene varias especialidades sobre todo en el área económica.

Por eso, sus aspiraciones van más allá de Administrar los Comedores Económicos del Estado.

Quizás aspire algo como el Banreservas, el Banco Central o cualquier otra institución del área económica.

Pero Danilo Medina, el presidente, decidió encomendarle la Administración de los Comedores, quizás a la espera de un mejor momento para mover las fichas.

Ahora, que ya no es un chico, Monchi rie de buena gana cuando conversa. Le gusta comer trozos de lechozas  que le sirven en una taza.

Cuando me recibió en su despacho, lo observé detenidamente para buscar al “dictador” y “prepotente” que me describieron.

Si lo es, supo disimularlo muy bien, porque no lo percibí así.

Se mostró locuaz, con ganas de hablar de sus aspiraciones y motivaciones polìticas.

Espera que un día no sea necesario que existan instituciones como los Comedores y que cada cual pueda tener sus alimentos sin tener que recurrir a esas instancias.

Cuando habla, parece remontarse en su mente a aquellos tiempos en que era un soñador izquierdista, solo que ahora es de la derecha neoliberal.

Aún así, se le percibe interesado en mantener y desarrollar la institución que han puesto en sus manos.

Más le vale que así sea, porque son muchas las personas que esperan cada día esa ración de comida.

Conoce que el alcance de los Comedores Económicos supera las estrechas fronteras de Santo Domingo Este.

Aún así, convino en que será necesario mantener una política de apertura, amistad y colaboración con los líderes de este municipio.

-“Porque esto es parte de un proyecto”, comentó.

Mientras conversabamos, allá abajo, en la recepción, más de una docena de personas lo esperaban para conversar y tratarle distintos temas.

-“La gente va donde le resuelven. Por eso vienen tantas personas”, me dijo.

Cuando hablaba sobre el tema recordé que  cuando ingresé a su despacho, se despedían dos jóvenes que, según me dijo:

-“Son hijos de Serulle, el síndico de Santiago”.

Las gentes de Santiago lo visitan con frecuencia. También desde otros lugares.

Sostuve con él una conversación agradable y breve. Durante esta, me dijo que los líderes de Santo Domingo Este serán recibidos por él, y les dará el trato cortés que se merecen. Así me lo expresó.

Solo que, si todo el tiempo está recibiendo visitas, entonces no trabajará.

Por cierto, me informó de que ha reforzado la seguridad de los Comedores para garantizar el cuidado del patrimonio de la institución.

Eso sí, me aclaró que no despidió al Jefe de Seguridad, sino que la reforzó con otros oficiales.

Monchi quiere mostrar su mejor rostro a los dirigentes del PLD y al municipio Santo Domingo Este.

No le comenté sobre el desplante a Juancito ni de los presuntos planes de cesación de empleados. No era necesario, todo eso quedó aclarado.

Fue ese el primer encuentro, cara a cara, de Ciudad Oriental con Monchi Rodríguez, el cibaeño ex izquierdista, que aspira administrar una institución del área financiera, pero que ahora está comprometido en ampliar los Comedores Económicos del Estado, por disposición de Danilo Medina.

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario