sábado, 21 de julio de 2012

La UASD ha sido ocupada por la PN; el padre Rogelio Cruz ha sido apresado

Por Robert Vargas
Tropas de la Policìa Nacional penetraron la noche del viernes  a los terrenos de la Universidad Autònoma de Santo Domingo, donde enfrentaron a estudiantes de la academia estatal que afrontaban una violenta embestida a cargo de guardias de seguridad de la UASD, que los desalojaron a balazos del campamento con el que protestaban por la subida generalizada de los precios de los servicios.


Durante la embestida, la Policía arrestó al sacerdote Rogelio Cruz, quien poco antes había oficiado una misa en la UASD.

El sacerdote ha sido llevado a una unidad de inteligencia de la Policìa en la avenida Màximo Gòmez esquina San Martín.

Unos 70 estudiantes fueron obligados a subir a tranportes de la Policía, que los llevó arrestados a uno de sus locales, donde los ficharon, dijeron portavoces de los bachilleres.

Los incidentes estallaron después de que las autoridades universitarias decidieron expulsar a unos diez estudiantes que protestaban pacíficamente en un campamento, donde algunos se habían crucificado.

La violación del fuero universitario por la Policía se produjo a iniciativa del rector Mateo Aquino Febrillet, según informó este a los periodistas.

Cientos de tropas, algunos dotados de armamentos de guerra ingresaronm disparando sus armas, en medio de un ambiente de confusión generalizada que se saldó con unos tres estudiantes heridos.

Los estudiantes protestaban contra la subida generalizada de los precios de al menos 52 servicios dispuestos por las autoridades universitarias que, según el gremio estudiantil, propiciarían una "privatización" de la academia.

La Federación de Estudiantes Dominicanos y otras organizaciones protagonizaron una protesta airada tras enterarse de que el rector habían propiciado la expulsión de diez bachilleres, en un intento por la rectoría de silenciar las voces que se oponen a las subidas.

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario