lunes, 2 de mayo de 2011

Desafío Hipólito Mejía y Danilo Medina vuelve 12 años después











 Por: LEONCIO COMPRÉS
 SANTO DOMINGO. La proclamación de Hipólito Mejía como candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el avance alcanzado por Danilo Medina en la lucha interna del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), empiezan a dar forma al cuadro electoral del 2012, que parece tendrá como principales protagonistas a los mismos actores que se enfrentaron en el 2000, pero con la ausencia del líder reformista, el extinto expresidente Joaquín Balaguer.
Aunque falta por definir el candidato peledeísta, Medina corre cómodamente con un abultado margen sobre sus cinco contrincantes internos, tendencia que se ha robustecido con la declinación de la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández, que había sido incluida como precandidata presidencial.

En la hipótesis de un escenario electoral similar al de los comicios del 16 de mayo del 2000, falta la figura del influyente Balaguer, cuya última presentación en el trajinar político fue en ese proceso, dos años antes de fallecer (14 de julio del 2002). Dividió el votó al obtener un 24.60% y facilitó el triunfo de Mejía.

Los instruidos políticos observan que en las elecciones del 1996, el entonces candidato presidencial del PLD, Leonel Fernández, recibió el respaldo de Balaguer y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC); cuatro años después, en el 2000, Medina no recibió ese apoyo de Balaguer y el PRSC, y en el 2004, Hipólito Mejía en rol de reelección se enfrentó a Leonel Fernández y el PRSC acudió solo con Eduardo Estrella como su candidato presidencial.

En el 2008, con más de una docena de partidos minoritarios que le respaldaban junto al PLD, Fernández se enfrentó a dos noveles en materia de candidatura presidencial, Miguel Vargas Maldonado, del PRD, y Amable Aristy Castro, del PRSC, a quienes aplastó en las urnas.

Cuadro similar

Hipólito Mejía, candidato presidencial del PRD, en la oposición, y Danilo Medina candidato del PLD, en el poder, es el escenario que todo parece indicar se repetirá 12 años después.

Como ocurrió en las elecciones del 2000, Medina parece que enfrentará a Mejía y al PRD solo con el PLD, ya que el principal aliado que han tenido los peledeístas, el PRSC, llevará su propio candidado, según han dicho voces autorizadas de esa organización.

En cuanto al denominado Bloque Progresista que conforman un grupo de partidos minoritarios, se encuentran en desbandada porque según sus líderes su compromiso se circunscribía a respaldar al presidente Fernández.

Mientras, Danilo Medina no ha cesado en su labor política a lo interno y externo del PLD, ya realizó un acto de masa para oficializar sus aspiraciones, recorre el país y las encuestas -en el partido- lo ubican por encima de un 60%.

El resto de los aspirantes a la nominación presidencial peledeísta, José Tomás Pérez, el vicepresidente Rafael Alburquerque, Radhamés Segura, Franklin Almeyda y Francisco Domínguez Brito, no alcanzan en conjunto el 30% de simpatía interna.

Se acerca el reto

Faltando solo 10 meses para que la Junta Central Electoral (JCE) deje oficialmente abierto el proceso electoral (febrero del 2012) que culminará con las elecciones del 20 de mayo del 2012, falta por definirse el candidato que llevará el PRSC, el tercero de los tres partidos mayoritarios.

Los resultados de los últimos estudios sobre la preferencia electoral de los reformistas indican que Amable Aristy Castro supera a Carlos Morales Troncoso. También, aparecen entre los ponderados por los reformistas para la nominación presidencial el diputado Víctor-Ito-Bisonó, Osiris de León y Federico Antún Batlle.

En el escenario para las elecciones del 2012 falta por ver si el PRD acudirá cohesionado como ocurrió en el 2000, cuando la efervescencia dentro y fuera de las filas perredeístas creó lo que muchos definieron como una "Hipolitomanía", que culminó con su triunfo.

Ha de esperarse si el candidato del PLD recibirá todo el respaldo del presidente Leonel Fernández, cuya presencia al lado del candidato presidencial peledeísta Danilo Medina fue casi nula en el proceso electoral del 2000. 

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario