viernes, 15 de abril de 2011

Regidores declaran la guerra a Juancito

 Santo Domingo Este.- Se armó la de Troya. Los regidores de la oposición perredeísta, con la aparente complacencia de los oficialistas, le declararon la guerra al alcalde Juan de los Santos, a quien la mayoría de los concejales del Partido de la Liberación Dominicana dejaron solo en la más reciente sesión de la Sala Capitular. 


Los perredeístas mostraron ayer las agallas que rara vez exhiben.

Algo les ha "picado".

¿Qué cosa ha sido?

Eso es lo que hay que indagar.

Ayer llamó la atención que Darling Castillo, el más jóven e inexperto de los concejales, tomó un turno para solicitar que fuera colocada en la agenda del día el tema relacionado con una empresa a la que la Junta Municipal de San Luis le incautó sus maquinarias.

Esa empresa, que instala una red de fibra óptica a lo largo y ancho del municipio Santo Domingo Este, pagó al ASDE casi cinco millones de pesos en concepto de arbitrios por la concesión de una licencia de uso de suelo para instalar un cableado soterrado.

José Antonio Trinidad 

El cuestión clave de la confrontación es determinar quién es que tiene facultad para otorgar licencias de uso de suelo: ¿La Administración? ¿La Sala Capitular?

Los regidores reclaman, mostrando la ley que rige al Distrito Nacional y los Municipios, que es la Sala Capitular quien posee ese derecho.

La Administración cree lo contrario.
Por eso, el Secretario General del ASDE, Juan López, ha retirado de comisiones de estudios varios proyectos que, finalmente, los empresarios construyeron o construyen tras la Directora de Planeamiento Urbano, Miguelina Santana, otorgar las correspondientes licencias.

¿Está autorizada Santana para conceder esas licencias?

Los concejales dicen que no y, por eso, aprobaron que esta sea suspendida de sus funciones sin derecho al disfrute de sueldos.

La confrontación se vió más clara cuando el concejal perredeísta José Antonio Trinidad emplazó al Secretario de la Sala Capitular, Florange Cuevas, para que dijera allí mismo, delante de todos, quién le había solicitado varios expedientes, incluido el de un gaseoducto de la Seabord y otras obras que implican inversiones multimillonarias.

Cuevas no tuvo más alternativa que levantarse y decir directamente que quien le solicita los expedientes es el Secretario del Ayuntamiento, Juan López, quien siempre va a las sesiones en representación del alcalde Juan de los Santos.

O sea, que López no es López, sino Juan de los Santos, al menos en ese escenario.

Robert Arias mostró, enérgico, una copia de la ley que regula los municipios y el Distrito Nacional y resaltó que, según esta, es al concejo a quien le corresponde el derecho de otorgar licencias para uso de suelo.

En otras palabras, reclaman que cada licencia, para cada obra a construir en Santo Domingo Este, se la entreguen a ese organismo.

Se amparan en la ley en cuestión. Por eso hablaron de someter a la justicia a algunos funcionarios, tomar el camino de tribunal Contencioso y llegar hasta la Suprema Corte de Justicia.

Teófilo Rosario se la lució. demostró ayer que "no es mudo" cuando hizo alegaciones de tipo jurídico

          
para enfrentar a la administración.

El punto culminante fue cuando la aplastante mayoría de los concejales se pusieron de acuerdo para suspender, sin disfrute de sueldo, a Miguelina Santana de la Dirección de Planeamiento Urbano.

La oposición jugó a sus anchas con la colaboración del oficialismo.

El enfrentamiento está claro. Inició ayer. No solo con ese incidente, sino con el reclamo de los concejales de que es su derecho colocarse al frente de las licitaciones, no como pretende el alcalde que sea la administración quien lo haga.

Parece que, en el ASDE surge una nueva era de confrontaciones que, eventualmente, podría ir a parar, en primera instancia al Tribunal de lo Contencioso y Administrativo.

La verdad sin censuras

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario