lunes, 18 de abril de 2011

No a las amenazas del Coronel en contra del Director de Ciudad Oriental


Me relatan mis ancestros que en los famosos 12 del Balaguerato donde las reprimendas y el asesinato por doquier a quienes se oponían al régimen, en la que existía una banda denominada los “Incontrolables” quienes de forma “Propia” aniquilaban a quienes querían.
 Por: Darwin Feliz

Pensé eso había dejado de existir tras el paso de los años a trogloditas del crimen capaces de silenciar la voz autorizada para demandar los reclamos de tantos barrios que en Santo Domingo Este utilizan a Ciudad Oriental como canal para transmitir sus derechos, que la encarna Robert Vargas.

“La Tranca” no está solo, quienes creemos en su línea informativa que ha implementado en este importante escenario que se ha permeado por la compra y venta de Comunicadores, Directores de Medios, Periodistas, Columnistas y hacedores de Noticias, a quienes le han puesto costo a sus ideas, pero que no han podido adquirir a Robert Vargas que se ha convertido en un ejemplo de la libre opresión y difusión de pensamiento.
Ciudad Oriental que con su renovado proceso de transformación que a la vanguardia de las más avanzadas tecnologías comunicacionales, ha logrado apuntalar su prestigio histórico

La identidad y la filosofía de este prestigioso espacio que ha podido convertir en líderes nacionales a personas que solo eran conocidas en sus respectivos diarios, la creatividad de Robert y del equipo completo de este portal; cuya función básica: describir la realidad social, de tal forma que los ciudadanos puedan estar información del acontecer Municipal, Nacional e Internacional de una forma objetiva y rápida, basado en el firme compromiso de orientar, entretener y servir de voz para resolver problemas y necesidades sociales.

Ese coronel está violando un derecho humano fundamental y constitucional, que puede conllevar implicaciones jurídicas penales y civiles. Intimidar a un periodista es una época superada, no es más que una actitud cobarde de personas que amparados en el poder que le otorga el estado, rodeado de adulones son capaces de todos por servir al jefe, a un ciudadano cuyo único pecado es defender la opinión del periodismo y del bagaje de la realidad, preservando siempre los valores comunitarios de Santo Domingo Este.

Querer intimidar a Robert Vargas es una acción que quienes estaremos a su lado siempre no permitiremos Jamás, seremos compromisarios de que se preserve  su integridad física así como el de su familia, que le quede claro al Jefe de la Policía Nacional y al honorable presidente de la República que la vida de este maestro esta en sus manos, que quienes creemos en el defendernos en cualquier escenario.

No hay comentarios:
Write comentarios

Este portal no se hace responsable de ese comentario